TEMAS DE INTERÉS

domingo, 8 de septiembre de 2019

JESÚS NAZARENO DE PAYOLÁ


Jesús Nazareno de Payolá

Su historia se pierde en el tiempo sin dejar de situarse en el año 1600; cuando según la tradición fue donada por el caballero español apellidado Payolá que lo veneraba en la hacienda de su propiedad ubicada en el paraje de la región denominada “Los Pinos”; a El Calvario de la villa de Chimaltenango, lugar en donde por largos años fue muy venerado por los pueblos aledaños que lo visitaban en romerías.

Al correr de tantos años de veneración al Señor de Payolá, como cariñosamente le llama el pueblo, en el año 1976 después del terremoto que azotó nuestra república, y a raíz de los daños causados por esto fue llevado a restauración, la cual se realizó en la Antigua Guatemala, corriendo con los gastos la señora Helen Lossi de Laugerud, en ese entonces Primera Dama de la Nación.

Fue así como un grupo de personas devotas a tan Venerada Imagen se organizan para constituirse más adelante como hermandad, con la autorización del párroco Eduardo Fuentes Duarte.

A principios de septiembre de ese mismo año, ya conformada la hermandad, realiza las gestiones necesarias ante las autoridades Religiosas, Civiles y Militares, para la Consagración de tan bella Imagen.

Llevando a cabo tan trascendental acontecimiento el día 14 de septiembre de ese mismo año a las 10 de la mañana con la Santa Misa Solemne y con el Ritual Litúrgico correspondiente. Oficiado por el primer Obispo de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango, Monseñor Angélico Melotto, realizándose dicho acto en la iglesia en construcción.

Jesús Nazareno de Payolá se convierte así en la primera imagen consagrada en el departamento de Chimaltenango y única del municipio, hasta nuestros días. Dicho día de gozo para la Iglesia chimalteca, quedo grabado en el recuerdo de este pueblo que entonces lo aclamó  y engalanó con el festejo que en su honor se llevó a cabo, en la entonces iglesia parroquial y lugares aledaños a la misma.







Todas las fotografías tiene derecho de autor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario